Unete Club Alula

3 posiciones seguras para sostener a tu bebé recién nacido

10/October/2020

Estamos seguros de que si algo te llena de emoción en esta etapa, es cargar a tu bebé recién nacido en brazos y es tal el gozo que al principio no quieres ni soltarlo.

Sin embargo, con el tiempo y ante el incremento del peso de tu bebé y de tus propias actividades, tu espalda te comienza a cobrar factura.

Es curioso pero, sostener a un recién nacido no es fácil. Es natural al principio sentirse nervioso y existe un temor constante de que el pequeño se escapará de tus brazos.

Lee también: ¿Hasta qué edad se puede dar el pecho? 

Si bien las aprehensiones son comprensibles, poco a poco te irás habituando al peso y tamaño de tu bebé e irás tomando mayor confianza para que se sienta seguro y cómodo… y tú también.

Pero antes de eso, debes prepararte para esta importante tarea y así, desde el principio, podrás cuidar tu espalda al cargar a tu bebé, esto es lo que debes hacer desde el principio para que tu espalda descanse y tu bebé se sienta bien:

  1. a) Prepárate para sostener a tu bebé recién nacido

Manos limpias: Antes de tomar a tu bebé en brazos siempre lávate la manos, particularmente cuando es recién nacido ya que su sistema inmunológico aún se encuentra inmaduro, por lo que el mantener la higiene de las manos es fundamental para detener la propagación de infecciones.

Ponte cómoda: Y por comodidad se trata de una comodidad física y de tener confianza en que sujetarás bien a tu bebé. Es comprensible que al principio cueste trabajo y te encuentres asustada pero con el tiempo te irás adaptando.

Ofrece apoyo: Los recién nacidos tienen poco control de sus propios músculos, principalmente del cuello. Por lo tanto, debes apoyar su cabeza y cuello con una de tus manos o con el hueco de tu brazo sin presionar los puntos blandos de su cabeza (fontanelas).

Este apoyo es fundamental hasta que tu bebé cumpla aproximadamente tres meses, que es cuando desarrolla un buen control sobre los músculos de su cabeza y cuello.

  1. b) ¿Cómo levantar a tu bebé?

Para sostener a un bebé, primero debes levantarlo, aquí es donde se puede ir acumulando el problema del dolor de espalda (no es un dolor inmediato, es progresivo, así que hay que poner atención a este punto).

Coloca una mano debajo de la cabeza y otra debajo de la parte inferior. Ahora levanta el cuerpo a la región de tu pecho. Puedes sostener al bebé en esta posición siempre que te sientas cómoda sosteniendo el cuello y la cabeza del bebé.

Incluso puedes probar diferentes posiciones para entender cuál le conviene más a tu bebé.

1) Sujeción del hombro

Este es uno de los agarres más naturales para tu recién nacido. Así es como debes hacerlo:

  •   Con el cuerpo de tu bebé paralelo al tuyo, levántalo hasta la altura de tus hombros.
  •   Descansa su cabeza sobre tu hombro para que pueda mirar hacia atrás.
  •   Sostén su cabeza y cuello con una mano y sus pompas con la otra mano.
  •   Esta posición permite que tu bebé escuche los latidos de tu corazón.
  •   Procura mantener el abdomen adentro y firme, y evita encorvar tu espalda.

2) Soporte de cuna

Acunar es bastante simple y natural. Así es como puedes acunar a tu recién nacido para que se duerma:

  •   Con tu bebé paralelo al nivel de tu pecho, desliza tu mano desde su trasero hacia arriba para sostener la cabeza y el cuello.
  •   Coloca suavemente la cabeza de tu bebé en la curva de tu codo.
  •   Ahora mueve tu mano desde el cuello hasta la parte inferior y las caderas.
  •   Acerca a tu bebé a ti y podrás hacer que se duerma rápidamente. Mantén lo más derecha tu espalda en todo momento.

3) Agarre del vientre

Tu bebé seguramente disfrutará de este abrazo y es simple de hacer:

  •   Acuesta a tu bebé con el estómago hacia abajo sobre uno de tus antebrazos con la cabeza hacia arriba sobre el codo.
  •   Deja que sus pies caigan libremente por ambos lados de tu mano.
  •   Coloca tu otra mano sobre la espalda del bebé para que se sienta seguro.
  •   Esta posición puede ser útil mientras eructa tu bebé. Acaricia suavemente su espalda para liberar el gas.

Y como un apoyo adicional si vas a cargar por un rato a tu bebé recién nacido es que cuentes con una silla cómoda, si es una mecedora, mejor aun.

Una vez sentada, mantén tu espalda recta colocando bien tus glúteos, así descansará tu columna y tus piernas sin sostener a la vez el peso del bebé.

El acunar y sostener a tu bebé en tus brazos sentada te será más cómodo, tu bebé se sentirá feliz y tu espalda te lo agradecerá.

Lee también: ¿Es importante poner el gorrito en un bebé? 

—-

Fuente:

https://www.guiainfantil.com/alimentacion/12-errores-que-cometemos-al-sostener-al-bebe-en-brazos/

 

Otras notas de interés