Unete Club Alula

¿Cómo identificar cuando mi bebé recién nacido tiene hambre?

15/October/2020

Una de las cosas que aterra a una mamá primeriza es cuando su bebé recién nacido comienza a llorar.

Si bien al principio puedes pensar que lo más lógico es que quiere estar en tus brazos, que quzá tiene hambre o que su pañal está sucio, definitivamente la primera regla ante un llanto es mantener la calma.

Lee también: ¿Por qué es tan importante sonreírle a tu bebé? 

Recuerdo perfectamente mi primer día, cuando llegamos a nuestra casa por primera vez mi esposo y yo con un bebé en brazos.

La sensación de amor, cansancio e incertidumbre se entremezclaban entre sí.

Tanto mi esposo como yo deseábamos dormir, solo que ahora dependía de nosotros nuestro pequeño bebé.

Buscamos acomodarlo en su cuna, me metí a bañar y 5 minutos después de recostarme en mi propia cama, que extrañaba horrores, nuestro pequeño comenzó a llorar.

Si bien ya tenía toda una lista de acciones y recomendaciones a seguir cuando un bebé comienza a llorar, créeme… esa sensación de desasosiego, cansancio e inexperiencia se agolpa en un segundo y más, cuando ni cargándolo deja de llorar 

Si bien era mamá por primera vez y las enfermeras me estuvieron dando las indicaciones correspondientes de cada cuándo dar de comer, los detalles de cada cambio de pañal y el baño, el cansancio y el atolondramiento del parto, me mantenían un tanto aturdida.

Lo interesante de mi situación es que en lugar de seguir los signos naturales de hambre de mi bebé, estaba obsesionada con ese horario extraño que me había puesto demasiado ansiosa para descansar.

En lugar de observar a mi hijo en busca de señales de hambre, estaba mirando el reloj… resultó muy agotador.

¿Y sabes cuál es la buena noticia?… bueno, si sabes detectar las señales, un bebé sano “te dirá” cuándo tiene hambre.

Aquí el reto es poner atención a las señales para identificar el llanto de un bebé para conocerlo poco a poco y aprender cómo ayudarlo.

Ya sea que tu pequeño sea amamantado o alimentado con fórmula, los padres debemos poco a poco identificar las señales del llanto como por ejemplo la intensidad, si es persistente, agudo, estridente, etc.

El objetivo es tratar de detectar las señales de que el bebé quiere alimentarse antes de que tenga hambre y comience a llorar, porque entonces es mucho más difícil lograr que se calme y se alimente.

Para ello debes saber que tu bebé comenzará a llorar diferente si tiene hambre, frío, incomodidad o tiene el pañal sucio.

Señales de hambre del bebé

Los bebés en realidad muestran hambre en tres estados diferentes de vigilia (pero no necesariamente ocurren en un orden secuencial o cronológico) ni tienen que ser exactamente igual a como te lo describimos aquí.

Puedes notar que tu bebé abre la boca y comienza a buscar, girando la cabeza hacia un lado mientras comienza a acariciar y a mover la barbilla, la boca y la nariz (como si estuviera buscando una tetina o un biberón).

Pueden llevarse la mano a la boca o chuparse los dedos. También es común verlos chasquear los labios y sacar la lengua.

Los bebés se agarrarán más fácilmente y es probable que la lactancia sea más suave, si comienza a amamantar a los primeros indicios de hambre.

Es importante detectar estos signos de hambre del bebé antes de que entre en un estado de alerta activa, que es cuando comienzan a llorar.

Entre más rápido identifiques sus movimientos antes de que comience a inquietarse o llorar, será mucho menos estresante tanto para el bebé como para ti la hora de comer.

Ten presente que al llorar, tu bebé quema muchas calorías y por lo tanto lo agotará muy rápidamente quedándose dormido, por lo tanto primero calma a tu bebé y después aliméntalo.

Lee también: La primera vez en casa: cuidados y recomendaciones 

Y para hacerte la vida mucho más ligera, sigue tu intuición y las señales de tu propio cuerpo.

Si estás amamantando, es curioso cómo los cuerpos (el tuyo y el del bebé) se van acoplando e irás notando que, en cuanto el bebé tiene hambre, tus pechos se abultarán, los sentirás rígidos y en muchos de los casos comenzará a salir un poco de leche de tus pezones… es magia pura.

Así que conforme va pasando el tiempo, lo ideal es relajarte y escuchar a tu hijo, lo que facilitará la convivencia en casa.

—-

Fuente:

https://www.guiainfantil.com/1007/los-llantos-del-bebe.html

Otras notas de interés