Unete Club Alula

¿Problemas de habla? ¿Cuál es la causa?

18/November/2021

Quizá una de las preocupaciones más comunes en el desarrollo de nuestros peques, son los retrasos en el lenguaje. 1 de cada 5 niños aprenderá a hablar o usar palabras más tarde que otros niños de su edad.

Es importante prestar atención a estos problemas, ya que incluso algunos niños y niñas muestran problemas de comportamiento debido a la frustración de no poder expresar lo que sienten o lo que necesitan de manera adecuada.

Los retrasos del habla muchas veces son temporales y es posible que se resuelvan solos o con un poco de ayuda adicional. Sin embargo, estos retrasos a veces pueden ser un signo de advertencia de otros problemas como la pérdida auditiva o incluso un trastorno del espectro autista (TEA). 

Un retraso del lenguaje al inicio de la infancia, también podría ser la señal de un problema de aprendizaje que posiblemente no se diagnostique hasta los años escolares. Por esa razón es importante que estimules a tu pequeño/a para que “hable” contigo, ya sea usando sonidos o gestos.

¿Sabes qué es la disfemia?

Mejor conocida como tartamudez, la disfemia es un problema relacionado con la fluidez en la que pronunciamos las palabras, así como la organización temporal del habla.

Aunque no existe una causa precisa, la información actual nos dice que el ambiente donde se desarrolla tu bebé en combinación con la herencia genética familiar, pueden ser los detonantes para una predisposición a la tartamudez.

¿Qué puedo hacer?

Es importante reducir el número de factores estresantes para tu pequeño a la hora de comunicarse; es decir, no forzarlo a pronunciar oraciones que se le dificulten, ser paciente cuando intenta decir algo y permitirle que termine sus frases sin interrumpirlo ni apresurarlo.

¿Cuándo buscar ayuda profesional?

Aquí te dejamos algunos puntos para identificar si el problema de habla de tu pequeño requiere ayuda profesional, por ejemplo:

  • Cuando el tartamudeo ha durado más de 6  meses
  • Al presentarse de forma tardía (después de los 3 años y medio)
  • Cuando la frecuencia del tartamudeo va en incremento
  • Si existe una historia familiar de tartamudeo
  • Si notas que hace mucho esfuerzo por hablar

Recuerda que no todos los bebés hablan a la misma edad ni con la misma fluidez, por ello es indispensable que lo apoyes y no lo desmotives.

En caso de que tu pequeño presente tartamudez u otro tipo de trastorno del lenguaje, lo recomendable es fomentar su pronunciación por medio de dinámicas y juegos lingüísticos, pero sobre todo buscar ayuda con un especialista.

Otras notas de interés