Unete Club Alula

Las principales dudas de los padres primerizos

23/December/2020

 Quizás uno de los momentos más emocionantes es cuando ponen en tu regazo a tu bebé recién nacido y te embargan todo un cúmulo de emociones, pero también surgen los miedos, dudas… y viene entonces el largo camino por recorrer.

Definitivamente para los padres primerizos, los primeros meses pueden ser particularmente desafiantes y llenos de incertidumbre y ¿sabes una cosa?… no importa si se trata de tu primer hijo o del tercero.

Lee también: La primera vez en casa: cuidados y recomendaciones 

A medida que tú y tu bebé adopten una rutina, tu pediatra puede hacer que la transición sea mucho más sencilla.

Sin embargo, te van a surgir dudas y entre las más frecuentes se encuentran las siguientes:

1) ¿Cómo puedo saber si mi bebé está tomando suficiente leche materna, ya que no puedo contar la cantidad de mililitros?

Esta es una duda que puede llegar a angustiar a una madre primeriza y la mejor respuesta la tendrá tu hijo a través de observar un aumento de peso adecuado.

Si tu bebé aumenta de 110 gr a 200 gr a la semana, probablemente esté recibiendo suficiente leche.

Dado que puede ser difícil saber con solo mirar si un bebé está aumentando de peso saludablemente, especialmente en el primer o segundo mes, es posible que desees pasar al consultorio de tu pediatra

Generalmente durante los primeros meses de vida de tu bebé, esta visita se realiza periódicamente cada mes para evaluar el desarrollo de tu bebé en todos sus aspectos, incluyendo el aumento de peso.

Otra forma importante de medir la ingesta del bebé es notar el contenido de su pañal. Si come lo suficiente, estará evacuando entre cuatro a seis pañales diarios.

Su orina debe ser pálida o clara, si tiene un tono oscuro parecido al jugo de manzana, es posible que no esté recibiendo suficiente leche.

Otro elemento que te puede ayudar a identificar que todo va bien es el número y consistencia de sus evacuaciones.

A las 2 semanas de edad, los bebés que están recibiendo suficiente leche producirán al menos tres pañales llenos de heces amarillas.

Otros signos del éxito de la lactancia materna es que sentirás una sensación como una especie de hormigueo, que es indicativo de que ha llegado la hora de comer para tu bebé.

Si notas que tu bebé succiona vigorosamente y lo escuchas tragar con singular alegría, entonces va todo bien y lo más gratificante para ambos será que se quedará dormido y se verá que está contento después de amamantar.

2) No estoy segura de estar creando un vínculo afectivo con mi bebé

Posiblemente pensarás que eso debiera formarse de forma natural ¿cierto?

Sin embargo, el amor a primera vista no es garantía. Para algunos padres y bebés, el vínculo afectivo puede ser un proceso lento y gradual.

Sin embargo, hay pasos que puedes seguir para ayudar a que tus instintos naturales se activen:

  •   A través del amamantamiento: Abrazar a tu bebé mientras le das de comer puede crear una conexión íntima que pocas actividades lo igualan. La lactancia también libera la hormona oxitocina, que tiene un efecto relajante en la madre y eso siempre es bueno para el bebé. Las mamás que no pueden amamantar, así como los papás, pueden simular esta experiencia vistiendo una camiseta de manga corta para promover el contacto piel con piel, dar caricias al bebé mientras se mantiene un contacto visual y hablándole durante la alimentación.
  •   Al transportar a tu bebé: Llevar a tu bebé en un portabebés es una excelente forma de acercarte y es una de las mejores estrategias para calmarlo cuando está inquieto.
  •   Mantener una cercanía a la hora de dormir: Aprovecha el tiempo de tranquilidad de la noche para conocerse. Crea una rutina relajante justo antes de acostarse que promueva la intimidad física como un baño o unos minutos para acurrucarse.
  •   Busca el equilibrio: Es natural que los padres primerizos quieran dar y dar a su bebé todo lo mejor sin dejar energía para ellos mismos. Asegúrate de compartir las responsabilidades del cuidado del bebé, pide ayuda a tus amigos y familiares. Como pareja no se olviden de pasar tiempo a solas: leer, salir con amigos o hacer cualquier otra cosa que te haga sentir relajado y satisfecho también ayudará a la tranquilidad de tu bebé.

Lee también: ¿Por qué es tan importante sonreírle a tu bebé? 

—-

Fuente:

https://kidshealth.org/es/parents/guide-parents-esp.html

 

Otras notas de interés