Unete Club Alula

Cómo te beneficia amamantar a tu bebé recién nacido

14/October/2020

Como mujer y madre, siempre he considerado que amamantar a un hijo va mucho más allá de solo alimentarlo para que crezca sano y fuerte, esta tarea es una de las formas más íntimas para unir dos almas, ofreciendo un enorme gozo al corazón.

Lee también: ¿Por qué es tan importante sonreírle a tu bebé? 

Claro que no todo es dicha y felicidad, amamantar también puede tener sus claro-obscuros, pero en términos generales, los beneficios de amamantar a un bebé son muchos, como por ejemplo:

  •   La leche materna está perfectamente diseñada para tu bebé
  •   La leche materna brinda una mayor protección a tu bebé ante infecciones y algunas enfermedades
  •   La lactancia le proporciona beneficios inigualables a la salud del bebé
  •   La leche materna está disponible para tu bebé siempre que la necesite
  •   La leche materna se encuentra a una temperatura y presentación perfecta para tu bebé
  •   La lactancia materna puede crear un fuerte vínculo emocional entre tú y tu pequeño 

Otro aspecto interesante es que cuanto más tiempo amamantes, más durará la protección y mayores serán los beneficios, ya que está demostrado que la lactancia materna tiene beneficios para tu bebé que duran hasta la edad adulta.

La lactancia materna puede ayudar a reducir el riesgo de que tu bebé tenga:

  •   Infecciones y alergias 
  •   Diarrea y vómitos
  •   Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)
  •   Obesidad
  •   Enfermedad cardiovascular en la edad adulta

Algunos estudios también han encontrado que la lactancia materna durante al menos 6 meses puede reducir la probabilidad de que un bebé contraiga leucemia infantil, sin embargo se necesita más investigación al respecto de este último punto.

La leche materna se adapta a medida que tu bebé crece para satisfacer sus necesidades cambiantes, pero te tenemos aún mejores noticias: también para ti amamantar reporta beneficios increíbles.

Beneficios para la salud de la lactancia materna para la madre

La lactancia materna y la producción de leche materna también tienen beneficios para tu salud y cuanto más amamantes, mayores serán los beneficios.

En las mamás, la lactancia materna reduce el riesgo de:

  •   Cáncer de mama
  •   Cáncer de ovarios
  •   Osteoporosis (huesos débiles)
  •   Enfermedad cardiovascular
  •   Obesidad

Sin embargo, alrededor de la lactancia, siguen girando algunas inquietudes, por lo que vale la pena encausarlas bien para la tranquilidad de las mamás. Veamos algunos ejemplos:

Uno de los atributos femeninos son, por supuesto, los senos y se cree que la lactancia materna puede hacer que se caigan. La buena noticia es que no es así. Lo que sí sucede es que las hormonas del embarazo pueden estirar los ligamentos que sostienen los senos y con el peso de la leche tienden a caer, para este caso, el uso de un sostén puede ser de gran soporte durante el embarazo.

Otra duda que llega a surgir es que si una mujer será capaz de producir suficiente leche materna y lograr satisfacer la demanda de su hijo, En este caso, ¡creénos! la naturaleza es sabia y casi todas las mujeres pueden amamantar físicamente y sin problemas a su bebé.

La alimentación temprana y frecuente y la respuesta a las señales de hambre del bebé brindan el mejor comienzo para establecer el suministro que requiere el pequeño.

Otra duda que gira sobre la etapa de la lactancia es si es posible retomar la vida sexual ¿y sabes?, no hay ninguna razón por la que la lactancia materna deba impedirle tener relaciones sexuales con tu pareja.

Es posible que tus senos goteen un poco de leche mientras tienes relaciones sexuales, pero puedes intentar alimentar a tu bebé de antemano o usar un sostén especial.

Es posible que tu vagina se sienta un poco más seca de lo habitual, debido a las hormonas de la lactancia. Usar un poco de lubricante y tomar las cosas con calma ayudará.

Sin embargo y como en todo, el consultar con tu médico será lo mejor para tu mayor tranquilidad.

Algo que debemos tener presente, como lo mencionaba antes, es que no todo es color de rosa.

Desafortunadamente cuando no se ha tenido una buena introducción en la lactancia (que el bebé tome adecuadamente el pezón mientras succiona desde el principio) puede hacer que este proceso sea doloroso. Pon atención, si sientes dolor en los senos o los pezones generalmente se debe a que tu bebé no está colocado o sujeto correctamente.

Lo mejor en estos casos es pedir ayuda a los especialistas (partera, enfermeras o especialista en lactancia) que observe una toma completa para ayudarte a detectar el problema.

Lee también: 3 posiciones seguras para sostener a tu bebé recién nacido 

—-

Fuente:

https://eresmama.com/amamantar-una-maravillosa-forma-amar/

https://www.guiainfantil.com/articulos/alimentacion/lactancia/lactancia-materna-beneficios-para-el-bebe-y-la-mama/

 

Otras notas de interés