Unete Club Alula

4 problemas digestivos de tu bebé y cómo evitarlos

04/May/2021

Nuestros peques tienen la capacidad de comer y digerir alimentos que ayuden a su crecimiento y desarrollo. La mayoría de los bebés pueden absorber nutrientes y evacuar de manera normal después de ser alimentados, en cambio la dificultad para obrar bien puede ser una adaptación temporaria o un signo de problemas en casos más graves. 

Aquí te compartiremos los síntomas más comunes que pueden indicar que tu peque está sufriendo problemas gastrointestinales y cómo puedes ayudar a que esto no suceda.

Cólico lactante

A partir de la segunda semana de vida, tu peque puede padecer este problema estomacal, el cual es uno de los más frecuentes y puede ser producido por varias causas siendo la principal la acumulación de aire en el proceso de amamantamiento. 

Ante esto, lo que podemos hacer es coger al peque en brazos, acunarlo y darle palmaditas en la espalda o bien masajes abdominales para facilitar la expulsión de gases.

Diarrea

Si tu peque realiza más de 6 evacuaciones al día está sufriendo claramente de un problema de diarrea, también reconocible por la apariencia líquida de sus heces y por el excesivo olor de las mismas. ¿Cuál es la causa? La primera puede ser la intolerancia a la lactosa, la celiaquía o un virus. En este caso lo más importante es acudir con tu pediatra de cabecera para que él establezca el mejor tratamiento para tu peque, pero en tanto no dejes de considerar la idea de hidratarlo y darle una dieta sana y balanceada.

Estreñimiento

Por otro lado, el estreñimiento se caracteriza por pocas evacuaciones y heces duras. Esta dolencia se puede producir cuando tu peque ha experimentado cambios en la leche que lo alimenta o cuando ha comenzado a probar comida en estado sólido. 

Para ayudar a tu peque es recomendable darle papillas de frutas o masajear suavemente su abdomen para ponerle final a su malestar.

Reflujo

La inmadurez del esfínter de tu peque es la principal causa de que regurgite y expulse pequeñas cantidades de leche o papilla por la boca.

Este es uno de los problemas más comunes entre los bebés hasta su primer año de edad, pero como padre debes tomar en cuenta la frecuencia y la cantidad con la que alimentas a tu peque y así evitar un esfuerzo mayor de su intestino para procesar los alimentos; así pués, después de que alimentes a tu bebé debes mantenerlo en posición vertical, debes evitar que tome mucho aire del biberón pues es un elemento que dificulta la digestión y es fundamental que a la hora de acostarlo lo coloques de lado para evitar que se ahogue con su propio reflujo.

Como puedes ver, los problemas digestivos en los bebés a pesar de ser muy comunes, requieren toda tu atención como mamá o papá. Te recomendamos que nutras a tu peque con fórmulas que no contengan azúcares añadidos y sean de fácil digestión para  evitar problemas de estreñimiento en tu peque y pueda crecer sano y fuerte. Además de consultar a tu pediatra para que él te recomiende la mejor alimentación para tu bebé.




FUENTE: 

https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=problemasgastrointestinales-90-P05325

https://kidshealth.org/es/parents/hirschsprung-esp.html

https://kidshealth.org/es/kids/ibd-esp.html

Otras notas de interés