Unete Club Alula

Por qué nunca darle comida complementaria a tu bebé antes de los 6 meses

18/November/2020

La razón es simplemente por cuestiones de salud, es decir, los bebés nacen con sistemas digestivos muy inmaduros y durante estos primeros meses de vida su tracto gastrointestinal sólo está equipado para digerir la leche materna. 

Si se introduce algo que no sea la leche materna, puede alterar permanentemente la microbiota intestinal del bebé, causando problemas como los gástricos y alergias, entre otros.

Por su parte, La Organización Mundial de la Salud (OMS), encargada de hacer recomendaciones para todo el mundo, sugiere altamente que los bebés comiencen a recibir alimentos complementarios a partir de los seis meses de edad, además de continuar ofreciendo la leche materna.

Dicho esto, lo mejor es ofrecer leche materna en exclusiva durante los primeros 6 meses y si no es posible amamantar por las razones que se presenten, existen fórmulas saludables y muchos bebés prosperan con la fórmula.

Quizá te interese leer: La primera vez en casa: cuidados y recomendaciones

Pero eso es solo el comienzo. Veamos ahora una serie de otras razones para retrasar la introducción de sólidos hasta los 6 meses:

1) Salud a largo plazo

Retener todos los sólidos hasta los 6 meses de edad puede mejorar la salud a largo plazo del bebé. 

Debido a que los bebés que comienzan a comer alimentos, necesitan menos calorías de la leche materna, por lo que pueden perder algunos de los beneficios más importantes de la lactancia. 

Estos incluyen un menor riesgo de obesidad, diabetes, infecciones respiratorias y de oído, así como el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). 

La lactancia materna también reduce la frecuencia de visitas al médico, hospitalizaciones y recetas.

2) Sistema inmunológico mejorado

Uno de los beneficios de la leche materna es que cada mamá proporciona leche de diseño personalizado para proteger a su bebé.

Cuando un bebé está expuesto a un nuevo germen, el cuerpo de la madre fabrica anticuerpos contra ese germen. 

Estos anticuerpos maternos en la leche materna mejoran el sistema inmunológico intestinal del bebé y es un efecto que continúa beneficiando al bebé hasta la edad adulta.

3) Prevención de alergias

Se ha demostrado que la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses reduce significativamente el riesgo y la gravedad de las alergias alimentarias en familias con un fuerte historial de las mismas. 

También reduce el riesgo de sensibilidades cutáneas como el eccema.

Para prevenir aún más las alergias, habrá que evitar el introducir aquellos alimentos alergénicos tan pronto como el bebé esté listo para probar los sólidos.

4) Mayor coeficiente intelectual

Se ha encontrado una asociación entre la lactancia materna exclusiva durante 6 meses con un coeficiente intelectual más alto. 

Posiblemente esto se debe a que la leche materna es rica en ácidos grasos y otros componentes bioactivos esenciales que son importantes para el desarrollo del cerebro.

5) Suministro de leche de mamá

La mejor forma de mantener el suministro de leche es seguir amamantando y amamantar tiene que ver con la oferta y la demanda. 

Cuando comienzas a introducir alimentos sólidos, el bebé necesita menos leche materna, ya que obtiene calorías en otros lugares. 

Solo recuerda que los bebés menores de 6 meses obtienen todas las calorías y nutrientes que necesitan de la leche materna, por lo que no hay necesidad de poner en riesgo su suministro al introducir sólidos.

Y como en todo… Siempre hay excepciones.

Al final del día, cada bebé es diferente y cada bebé se desarrolla a diferentes velocidades, inclusive tu pediatra puede recomendar comenzar con sólidos si el bebé necesita calorías o nutrición adicionales. 

Bajo este panorama, lo mejor es trabajar siempre con tu médico para determinar el mejor momento para introducir sólidos a tu bebé.

Antes de terminar, veamos unos puntos sobre la introducción de sólidos.

Después de los 6 meses, observa a tu bebé en busca de signos de preparación. El bebé debe poder sostener muy bien su cabeza y sentarse solo. 

El bebé incluso puede comenzar a mostrar interés al alcanzar su comida.

Si tu bebé llega a los 6 meses y no parece estar listo para los sólidos, habla con tu pediatra sobre cómo proceder. 

Para la mayoría de los bebés, las reservas de hierro comienzan a disminuir en esta época y muchos bebés comenzarán a necesitar más nutrición de la que puede proporcionar la leche materna por sí sola. 

Esperar demasiado para introducir sólidos también puede llevar a retrasos en el desarrollo, sensibilidad a la textura de los alimentos y alergias.

Una vez que el bebé esté listo para comenzar con los sólidos, realiza este proceso de forma lenta y con mucha paciencia de tu parte.

El hecho de que tu bebé esté listo para comenzar a recibir sólidos no significa que puedas alimentar al bebé con lo que estés comiendo. 

A reserva de lo que te indique tu pediatra, generalmente se comienza con alimentos complementarios suaves y hechos puré. ¡Ah! Y continúa amamantando.

Una vez que comience esta nueva etapa en la alimentación de tu bebé, observa los signos de malestar como indigestión, estreñimiento, diarrea y aumento de la regurgitación. 

Si tu bebé muestra signos de malestar, es posible que aún no esté listo. 

Reduce la cantidad de alimentos que estás introduciendo y si eso no funciona, tómate un pequeño descanso y vuelve a intentarlo en unos días.

Tranquilidad y paciencia, es lo único que se necesita para que todo fluya bien en esta nueva etapa y recuerda, evita darle comida complementaria antes de los 6 meses a tu bebé, su estómago no está preparado ni siquiera para tomar agua o tés.

Lee también: ¿Por qué es tan importante sonreírle a tu bebé? 

 

—-

Fuentes:

http://www.carlosgonzalezpediatra.com/2016/07/lactancia-materna/#:~:text=Para%20poder%20mamar%20bien%2C%20el,m%C3%A1s%20separado%20posible%20del%20pez%C3%B3n.

https://www.guiainfantil.com/alimentacion/bebes/los-peligros-de-dar-solidos-al-bebe-antes-de-los-6-meses-de-edad/

https://www.who.int/nutrition/topics/complementary_feeding/es/

https://www.who.int/elena/titles/continued_breastfeeding/es/

Otras notas de interés